Julián M. Guzmán / La Remolacha

— Horacio L. Warpola

Es curioso analizar a fondo la forma de trabajar del arquitecto y artista plástico Julián M. Guzmán, mejor conocido como “La Remolacha”: Tomar un objeto al azar e irle dando una nueva condición que sobresale de toda perspectiva, es inevitable lograr en el tránsito que las criaturas tomen vida y se personalicen a modo de bestias únicas, extrañas, pero naturalmente confiables.

La capacidad de interpretar los objetos y las grafías, el sentido del humor con que él mismo contempla su obra, crear un mural o un cuadro y dejar plasmadas las crónicas de lo artífice bajo un estricto y curioso estado de imaginación, que antes, no fue más que una simple mesa, o una silla, o una plancha, todas estas cualidades del arquitecto Julián.

Ha expuesto sus cuadros en el Museo de la Ciudad, La Galería Libertad, entre otros espacios, y cuenta con un par de murales decorando la ciudad.